El Duende de la Villa de Valladolid y otros prodigios

La Villa de Valladolid. Durante la época colonial de México existieron muchos aparecidos que asustaban a las personas sin piedad; pero no solamente se contaba con seres de otro mundo, sino que además sucedían prodigios. Tal es el caso de la Villa de Valladolid, situada en el estado de Yucatán donde, en el siglo XVI, los habitantes se estremecieron a causa de algunos sucesos.

Seguir leyendo …El Duende de la Villa de Valladolid y otros prodigios

Cuando los sefarditas llegaron a México

Artículo dedicado a Ofelia Cabrera Torres, mi madre, que desciende de los sefarditas asentados en Jalisco, hace ya varias generaciones.

Significado del término sefardita. A esta comunidad judía se la llama también sefardí, y se solía emplear el vocablo para distinguirlos de aquellos judíos askenazi de origen centroeuropeo, alemán o ruso.

Seguir leyendo …Cuando los sefarditas llegaron a México

Un hospital para sifilíticos

Nace el Hospital Real del Amor de Dios. Una vez consumada la conquista de México, se llevó a cabo la primera Traza de lo que sería la ciudad colonial de México. Entre los muchos edificios que se construyeron, por instancias y con la aprobación del rey de España Carlos V, de fray Juan de Zumárraga, obispo de la ciudad, fraile franciscano nacido en Vizcaya, España, y primero obispo de México, se edificó, en 1539, el Hospital del Amor de Dios, dedicado a los enfermos del llamado mal de bubas”; es decir, de sífilis, único en su género, en honor de San Cosme y San Damián, hermanos y médicos cristianos, famosos por ayudar a los enfermos, y cuyo fin  fue su decapitación ordenada por Diocleciano, en 300 d.C.

Seguir leyendo …Un hospital para sifilíticos

El Paseo de la Viga y el pueblo de Santa Anita

“¡Vámonos pa’Santa Anita, vámonos pa’Santa Anita, ponte tus naguas, chinita del alma!” Fragmento de una canción del siglo XIX.

En la ciudad de Mexico-Tenochtitlan existía un cauce que entraba al territorio de los mexicas por el sur, por la parte media de los islotes de Mixhuca y Tultenco, y que llegaba a la parte posterior del Templo Mayor. En la época de la conquista hispana este canal fue ampliado, pero conservó su unión con los pueblos de Xochimilco y Chalco, que abastecían de alimentos agrícolas a la nueva ciudad de México, los cuales se transportaban en chalupas hasta el embarcadero de Roldán cercano a La Merced.

Seguir leyendo …El Paseo de la Viga y el pueblo de Santa Anita

Las primeras corridas de toros en la Nueva España

Ante todo, hago la salvedad de que estoy en contra de las corridas de toros, por su terrible crueldad contra el animal. Sin embargo, no se puede negar que fue una de las más importantes diversiones primarias en historia de la colonización de la Nueva España. Y es a este hecho histórico y cultural al que quiero referirme en este artículo.

Seguir leyendo …Las primeras corridas de toros en la Nueva España

La maravilla del alfeñique

La tradición de elaborar figuras con pasta de alfeñique es muy antigua en México. El alfeñique llegó con la conquista española, pero al tocar tierras americanas se adaptó y llegó a formar parte de nuestras costumbres festivas populares, pues los objetos que se elaboran con dicha pasta sirven, principalmente, para la decoración ceremonial de los altares de Día de Muertos.

Seguir leyendo …La maravilla del alfeñique

El Señorío de Culhuacan

La fundación de Culhuacan. A partir del siglo X, dio inicio su expansión hacia el sur. Algunos de los grupos migrantes mantuvieron su estatus de grupos bárbaros, mientras que otros formaron culturas muy importantes y señoríos tales como los de Tenayuca, Culhuacan, Atzcapotzalco, etcétera, sobresaliendo el señorío de Texcoco, todos ellos ligados por un origen común, relaciones políticas y una misma religión. Constituían el Chichimecatlalli, La Tierra de los Chichimecas. Su inicial capital fue Tenayuca; posteriormente, en el siglo XIII, Quinatzin, la pasó a Texcoco, donde llegó a forjarse una gran y exquisita cultura. (Cfr, Los chichimecas en este sitio)

Seguir leyendo …El Señorío de Culhuacan