El arte del Buen Morir o cómo quedar bien con Dios

Al llegar los españoles conquistadores a México en el siglo XVI, trajeron con ellos la idea imperante en la España de la época, de morir en orden religioso; es decir, el concepto del buen morir predominó, y fue sumamente importante durante todo el período virreinal.

Seguir leyendo …El arte del Buen Morir o cómo quedar bien con Dios

Frutos, flores y colores: las lacas mexicanas

La laca es una sustancia resinosa que se forma en determinados árboles por la exudación que algunos insectos provocan con su picadura en ellos, y que suele emplearse para fabricar barnices o colorantes. La palabra “laca” proviene del persa lacs. A la laca empleada en las artesanías de México, también suele conocérselas como “maque”, palabra que proviene del árabe summac.

Seguir leyendo …Frutos, flores y colores: las lacas mexicanas

Pachita, la curandera

A Bárbara Guerrero se la conoció con el nombre de Pachita. Nació en Parral, Chihuahua, por los años de 1900, sin que se sepa con certeza el año exacto. Quedó huérfana a muy temprana edad y un hombre de raza negra, procedente del Caribe la adoptó y le enseñó acerca de los viajes astrales y de cómo contactarse con los espíritus.

Seguir leyendo …Pachita, la curandera

Los hombres-mujeres de Tehuantepec o el mito muxe

En el hermoso Istmo de Tehuantepec, en el estado sureño de Oaxaca, viven los muxe, travestis, hombres transexuales; personas masculinas que asumen las vestimentas y las funciones del sexo femenino, porque en realidad son mujeres atrapadas en un cuerpo de hombre.

Seguir leyendo …Los hombres-mujeres de Tehuantepec o el mito muxe

No quiero creer que Umberto Eco esté muerto. Únete a mí.

Un escritor es un amigo, un padre, un consuelo, un milagro. Aunque nunca lo hayamos conocido de cuerpo presente, entablamos con él una relación profunda y cariñosa. Confiamos en él, que se manifiesta a través de sus personajes, sus argumentos y sus opiniones, de manera única y personal para cada uno de nosotros. Por eso su muerte es la pérdida de alguien cercano, la pérdida de una parte de nosotros mismos.

Seguir leyendo …No quiero creer que Umberto Eco esté muerto. Únete a mí.